miércoles, 30 de noviembre de 2016

COACHING DE MARCA: UN FORMATO INNOVADOR

Puedo decir que la esperada Sesión Experiencia del programa Coaching de Marca (Brand Coaching) tuvo un debut auspicioso. Se llevó a cabo una vez más con el apoyo de la Cámara de Comercio de Lima que cedió sus instalaciones en la Sede Jesús María, la mañana del sábado 24 de Setiembre. Habíamos anunciado con mucha anticipación la realización de este evento y contábamos ya con la confirmación de todos los empresarios invitados. 

El referido proyecto fue un desarrollo conjunto en el que participaron conmigo mis colegas consultores Rafael y Jorge Marcos Martínez Campoblanco, siendo nuestro objetivo gestar un innovador formato orientado a ayudar a las personas a desarrollar un proyecto de marca propia genuino, consistente y coherente. Con ellos y otros consultores del equipo GLOBAL ACADEMY, venimos desarrollando ya diversos formatos de cursos, talleres y diplomados como el Seminario de Nuevas Tecnologías, nuevas tendencias que hemos realizado de modo itinerante para diversas entidades públicas y privadas del Peru, ó el Diplomado de Marketing Digital Estratégico que conducimos en el Centro de Capacitación de la CCL en el cual además contamos con el valioso aporte de Renzo Silva Miranda y Victor Saavedra, también expertos de nuestro staff. 

Hemos consolidado un equipo de consultores y gestores de contenidos que viene realizando un trabajo de diseño y estructuración de desarrollos temáticos de propia autoría y que asimismo se ocupan de realizar exposiciones en diversos tipos de eventos para un público empresarial, institucional y académico. Para este Coaching de Marca, se contó con un selecto grupo de participantes: emprendedores y empresarios cuyo factor en común era el interés por optimizar, redescubrir o empezar a desarrollar su marca personal o la marca de sus empresas o emprendimientos. Este tipo de coaching está orientado a dar un acompañamiento que permita que la persona inicie un proceso de autoconocimiento cuyo eje sea descubrir, reconocer y definir los cimientos que le serán base para la construcción de su propia Marca. Este proceso le permitirá contar con los elementos claves para la conceptualización de su Identidad de Marca para luego poder abordar procesos posteriores como la creación y/o auditoria de imagen de marca, la definición de su estrategia de comunicación, planificación de campañas, generación de contenidos, etc. y todos estos tópicos no serán sino instancias a las que se arribará con una solidez tal, que permitirá hacer de éste un proceso mas rico, menos complejo y mas auténtico. 


El Coaching de Marca permite ordenar nuestras ideas y prioridades, animando desde lo conceptual y lo testimonial e instando al desbloqueo, tan necesario a veces puesto que las más de las veces, muchas grandes iniciativas se traban en el camino por diversos motivos y no se llegan a implementar planes de acción que podrían haber sido nuestro diferencial frente a nuestra competencia. Ese mar de dudas que suele inundar nuestro mundo de ideas, termina en muchas ocasiones ahogando brillantes proyectos; y nuestro desarrollo se ancla así como nuestras ilusiones. Tomarnos un tiempo para pensar en nuestra Marca no es algo que hagamos todos los días, por ello vale la pena darse este espacio que puede significar una reestructuración total o parcial de proyectos en marcha que pueden re-enfocarse a partir de esa dosis de nuevo aire que se puede encontrar en experiencias como esta. 


El programa cuenta con dos formatos de presentación: la jornada de un día (8 horas) y la opción de 5 sesiones experiencia de 3 horas cada una (15 hs. en total). Tal como en la sesión reciente, este tipo de programas tienen una dinámica propia que cuenta con exposiciones, testimoniales, dinámicas, reflexiones, animaciones y desarrollo de trabajos en grupos pequeños; todo ello permitirá a cada participante llevar adelante un itinerario que le permita enfocarse en su desarrollo de Marca propia atendiendo aspectos creativos, conceptuales y conductuales que serán de seguro pista de despegue para su Marca.

En la fecha referida, al presentar este nuevo formato de evento, expliqué algo para nosotros fundamental que es nuestro reason why: nuestro equipo ha asumido un compromiso con el desarrollo de las personas que se constituyen en empresas o marcas personales dado nuestro profundo convencimiento del gran poder de transformación social que hoy sigue estando en manos de los emprendedores: ese segmento grande y vigoroso que se mantuvo siempre en pie de lucha enfrentando todas las crisis que este país tuvo que vivir en su momento y que aprendieron en la práctica a transformar ideas en negocios, a generar consumo, mercados y demanda en tiempos por demás difíciles.


Hoy que tantos mercados se saturan de lo mismo, se abren las puertas del conocimiento para que todo aquel que quiera formarse lo haga; ahora el desafío es la diferenciación, hoy no basta con ser buenos en algo, hay que estar realmente un paso más adelante. Por eso estos espacios de formación son fundamentales para generar ideas, pensamiento, estilo, innovación, networking, trabajo colaborativo, en fin, múltiples beneficios. 

Para mayor información sobre este curso que ya viene siendo solicitado por algunos centros de capacitación del interior del país, les dejo mi correo de contacto: ernesto.montellanos@globalbureau.net  

domingo, 27 de noviembre de 2016

EN QUÉ MOMENTO ME PERDÍ

Una pregunta de esas que así no mas no solemos hacernos. ¿Podrá ser posible que nos perdamos a nosotros mismos? ¿A través de qué situaciones podemos constatar o no que esto nos puede estar sucediendo?

En una Sesión de Coaching de Marca que realizamos hace unas semanas con emprendedores en la Cámara de Comercio de Lima, llegamos a esta pregunta como parte de una experiencia de búsqueda interior en la cual tratábamos de evidenciar si nuestra marca personal realmente era reflejo de lo que somos y más aún, si lo que hoy somos es aquello que soñamos, proyectamos o decidimos ser. El día a día trae sorpresas muy a menudo y no es de extrañarse que empecemos con mucho entusiasmo proyectos y terminemos arribando a “puertos desconocidos” tal vez animados por resultados económicos que se producen justo cuando más los necesitamos pero que a veces nos terminan alejando de aquello que en algún momento nos trazamos como meta en nuestra vida. ¿Es esto bueno o malo?  Cada uno debe hallar su propia respuesta; hay quienes cambiaron de rumbo y descubrieron que son más felices en lo que hacen ahora que en lo que se trazaron hace 5 ó 10 años como objetivo, capaz porque entonces se lo plantearon con cierta ignorancia aún de sí mismos y de sus reales capacidades, y ello hizo que su decisión no fuera la correcta. No todos se conocen en profundidad a sí mismos como muchas veces piensan. A veces nos tardamos en encontrar nuestro camino y mareados por circunstancias que nos apremian, tomamos uno sólo para sentirnos asidos a algo dado que así disimulamos nuestro desconcierto.   

Hay también quien al percibirse estresado, hastiado y enmarcado en un presente soso y nada motivador, echa un vistazo al pasado como queriendo descubrir en que momento fue que se salió del camino. Porque uno corría tras proyectos que lo entusiasmaban y de repente el tiempo transcurrió veloz y al mirarme un segundo resulta que yo sigo en lo mismo, capaz estancado materialmente sin poder obtener lo que hubiese deseado, ó capaz en la misma empresa pero avocado a otro tipo de negocio, otro segmento de clientes, quizás porque el éxito de lo que hago no se produjo en aquello que yo anhelaba sino que surgieron nuevas opciones y me dedique a ello tanto que desatendí totalmente todo lo otro que era mi real motivación y hasta diría que mi pasión. Y se siente uno en la encrucijada: seguir por donde voy o virar en pos de lo que siempre deseé. Cómo puedo proceder ante esta situación:

1. Detenerme, aquietarme y contemplar. Si no hago un alto, la rutina me engullirá y capaz siga dando vueltas dentro del remolino interminablemente. Es necesario parar y al hacerlo aquietarme, respirar profundo y buscar el silencio acallando esas voces interiores tiranas que latigan mi paz, esas que no cesan solas sino que precisan del ejercicio de mi voluntad para sosegarse y brindarme a mí mismo el espacio que decido tomarme. Solo así, sereno y en dominio de mí mismo podré mirar mi realidad, sin broncas, sin prisas, sin juicios de valor, sin culpas. Ojo no analizar, contemplar, es decir, mirar con simpleza para descubrir sin tanto razonamiento si soy feliz o no mas alla de problemas o dificultades que me toquen afrontar. Valdrá entonces decirse: no sé cómo llegue aquí, pero, ¿estoy bien aquí o no? ¿Puede ser esta mi tierra prometida o no? La voz de mi conciencia es la voz de Dios y en medio del ruido suele no escucharse. Solo el silencio interior permitirá este diálogo.

2. Aceptarme a mí mismo y a mi realidad. Siempre que esté pasando por un mal momento sea económico, emocional, relacional, laboral ó existencial, la tendencia será a juzgarse con demasiada severidad. Es verdad que nuestros actos nos llevan a donde estamos, pero también es cierto que hay variables externas que influyen en nuestro accionar. Y muchas de estas variables no están bajo nuestro control, no tenemos poder sobre todo lo que sucede y ya quisiéramos tenerlo. Pero cuanto más nos resistimos a la realidad, peor es. Vale más aflojarnos y despegarnos de nuestro perfil soberbio que poco aporta a la solución de nuestros conflictos. El mundo tal como es, no es sino el escenario de nuestra vida y como en el teatro, puede tocar llorar y después reir, luchar y después festejar, hablar y hacer silencio, porque todo, por disímil que sea, es parte de la misma vida. Y sino puedo aceptar esto, es porque me gobierna aún la inmadurez de creer que todo en la vida es solo una cosa, no un compendio de ellas.

3. Volver a soñar. Decidirme a volver a luchar por aquello que amo, aquello en lo que creo, aquello que me define. Si quiero volver a mirar el futuro con ilusión debo replantear mi camino y para hacerlo buscando alcanzar la felicidad es imprescindible volver a soñar, soñar despierto, enfocándome en objetivos altos; tal vez me reencuentre con las aspiraciones que se me perdieron en el camino o tal vez no. Si sucede lo primero es porque perdí mi rumbo y estoy recuperándolo; si sucede lo segundo y no me engancho con sueños del pasado sino con nuevas aspiraciones, pues ¡buenísimo también! es probable que sea eso lo que me estaba faltando y este replanteo me ponga frente a nuevos desafíos que dimensionen mi vida y me hagan sentir que ahora sí estoy donde debo estar.

Los problemas no se esfuman porque uno haga este ejercicio, sin embargo uno gana mucho al hacerlo porque nada se compara con la sensación de recuperarse a sí mismo. Y esto de verdad ocurre. Sabrás que lo estás viviendo cuando notes que estás más allá del problema, que su existencia no mella tu actitud de vida y que así como los miedos y tantas otras cosas que no podemos controlar, existen y nos influyen, ello no definirá quien eres ni condicionará tu estado de ánimo. El gozo de RECUPERARME A MI MISMO eclipsa todo lo demás. Para concluir, este sabio pensamiento de Bertrand Russell:  “Cuando un hombre sabe a donde va, el mundo entero se aparta para dejarle paso”.


lunes, 14 de noviembre de 2016

CAPACITANDO HABILIDADES BLANDAS EN PIURA

Una muy grata experiencia haber conocido la ciudad de Piura, norte peruano, gracias a una capacitación que me llevó hasta allá a fines de Setiembre de este 2016 que se va terminando. Fueron dos días enteros de capacitación para 31 directivos de diversas sucursales de la zona norte de Caja Sullana, entre funcionarios de créditos y administradores de agencia. Ellos venían realizando un ciclo de capacitación y desarrollo coordinado por NK Solution, empresa consultora experta en microfinanzas, que son quienes me contactan para esta capacitación. Se me encomendaba el desarrollo del tercer módulo formativo: GESTION DE CAPITAL HUMANO (ENTRENAMIENTO PARA GERENTES DE TIENDA). Creo que el grupo fue bastante colaborativo, un grupo maduro de directivos con mucho para dar; si bien las mujeres eran minoría, debo señalar que equiparaban esta minoría numérica con su vasto talento: un muy buen perfil de personalidad en todas ellas, realmente imposible no percatarse de su valioso aporte. También dedo recalcar que me fue muy gratificante tratar con personas de muy distintas edades y constatar que la juventud y el dinamismo no está solo en los más jóvenes. Un equipo se enriquece y mucho cuando cuenta con el talento de todos y ello solo se consigue cuando hay buena predisposición. Llevar adelante este tipo de talleres de desarrollo de habilidades blandas es siempre enriquecedor para todos, no sólo porque la comunicación efectiva, el liderazgo o el coaching grupal sean herramientas útiles de gestión, sino además porque este tipo de actividades permiten estrechar vínculos de amistad entre pares, algo de por sí muy sano y motivador para todos los que participan.







Estas breves líneas son para agradecer a todos por su buena interacción conmigo, uno  aprende muchísimo con cada una de estas experiencias. El Hotel Costa del Sol nos albergó durante ambos días en los que pude ser testigo del buen servicio que brindan en esta su sede en Piura. Agradezco también las atenciones que me dispensaron los chicos del equipo de RRHH de Caja Sullana que gentilmente me acompañaron a hacer compras y se aseguraron de que pruebe la deliciosa comida norteña. Y un gracias final para Katia del Rio Nicolini, gerenta general de NK Solution y responsable de este proyecto de capacitación en el que tuvo a bien participarme. Todas las coordinaciones logísticas impecables, la programación de fechas siempre con la debida anticipación, en fín, creo que fue un trabajo hecho a conciencia y con mucha responsabilidad. Desde aquí saludo también a mi colega Orlando Ponce Polanco, destacado capacitador y docente, quien  realizó en Lima una capacitación análoga a la que hice en Piura, ocupándose de otro grupo de directivos de la misma empresa. El trabajo en red deja grandes satisfacciones, porque formar es una vocación. 







.