lunes, 26 de diciembre de 2016

POR QUÉ HABILIDADES BLANDAS: LA EXPERIENCIA EN LAMSAC

Toda experiencia de capacitación relacionada con temas conductuales, es en esencia un compartir de vida: la toma de contacto con personas interesadas en mejorar sus propias habilidades relacionales nos permite auscultarnos también y ver si lo que pautamos viene siendo aplicado en nuestra propia vida ya que ello posibilitará que la transmisión de conocimiento no sea solo teórica sino experiencial. Además, bien es cierto también que se gana autoridad cuando se vive aquello de lo que se habla; quienes participan de estos eventos conectan rápidamente si se sienten identificados con quienes nos ocupamos de este tipo de desarrollos por ello creo que la maestría del capacitador no debe manifestarse tanto en su capacidad docente sino en su forma de introducirse dentro de cada tema, es decir, el cómo comunicamos de modo dinámico y desprejuiciado cómo se vive en el lado oscuro de la orilla, cómo fue que llegamos a eso (el análisis) y de qué forma podemos salir de ahí (desarrollo de alternativas de mejora).   

Una buena capacitación implica intercambio, "feedback", un dia y vuelta que permita sintonizar con ese público con el cual interactuaremos durante un lapso determinado. Cada experiencia enriquece muchísimo porque cada persona es un mundo de experiencias y tocar estos temas blandos implica entrar en el mundo interior de cada uno; si esto no se produce, sino llegamos hasta ahí, poco sucederá en la vida de las personas y aquí de lo que se trata es de un cambio de hábitos, sea por el fortalecimiento de algunos, el deseo de eliminación de los dañinos ó el nuevo desarrollo de otros que consideramos buenos para nosotros. 

El desarrollo de habilidades blandas es una de las temáticas que más nos solicitan a mí y a miembros de mi equipo. Y este tipo de desarrollos se pueden presentar de diversas formas: como un paneo temático general como para entender su importancia, connotación y necesidad ó a través de talleres de implementación teórico-práctica en donde se trabaja en el desarrollo de nuevos hábitos de comportamiento. Evidentemente la segunda opción es la que realmente permite consolidar mejoras a nivel de nuestros equipos de trabajo. Sin embargo la primer opción es muy útil para entender la magnitud de este tema dentro del plan de desarrollo que una empresa se propone de cara a un nuevo ejercicio. Y ¿porque son tan necesarias estas habilidades blandas?  "Estas capacidades son muy valiosas porque nos ayudan a movernos en la incertidumbre y crear, ante cada nuevo acontecimiento, un repertorio de acciones que acortan la brecha entre nuestros deseos y los resultados que obtenemos. Nos permiten crear nuestras propias respuestas, ante situaciones que no están en el manual", asegura Pablo Heinig, profesor de Esade Business School - Buenos Aires y director de la consultora homónima. 

Las formas de trabajo de las empresas en nuestro tiempo, han ido adscribiéndose a nuevas tendencias como el trabajo interdisciplinario y sinérgico entre áreas, influenciados por la transformación digital que entre otras cosas esta generando una necesaria mayor flexibilidad operativa; y todo esto no hace sino reforzar más aún la importancia de que las personas cuenten con un desarrollo de “soft skills”, competencias que denotan la capacidad del profesional para relacionarse con otros (comunicación y escucha activa), desarrollar empatía, influencia y liderazgo asertivo con los otros, manejar conflictos, conocer cómo conseguir tolerancia a la presión, resiliencia, trabajo en equipo y otras habilidades que demarcan el modo de actuación de cada persona. 

En la sesión del pasado 12 de Noviembre de 2016, pudimos presentar a personal de LAMSAC (Línea Amarilla SAC), un desarrollo en el cual planteamos la necesidad e importancia del desarrollo de estas habilidades útiles también para el desempeño jefatural y de coordinación. Fue una jornada tipo taller en la cual entre dinámicas de integración, momentos de reflexión y trabajo en grupos pequeños, nos introducimos en algunas de estas habilidades: desarrollo de Inteligencia emocional, liderazgo situacional, formación de equipos de alto desempeño y comunicación efectiva. 
Cada dinámica desarrollada así como los trabajos grupales dejaron ver los talentos escondidos de los participantes, algo que suele suceder en este tipo de eventos y que genera recuerdos imborrables para los asistentes. El evento gestionado integralmente por Nuovo Profil se realizó en una de las Sedes de LAMSAC ubicada a la altura del peaje (que por cierto gestiona esta empresa) de Santa Anita. Sin duda, fue una oportunidad inmejorable para la integración, el compartir y el aprendizaje, tres elementos que estamos seguros fueron bien recibidos por este notable grupo de empleados de la citada empresa.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario